Saber a dónde vamos

HABLAR DE FUTURO EN UN MOMENTO EN EL QUE PARECÍA QUE NO LO HABÍA

Y el planeta se paró. Y nos vimos en casa. Con una puerta cerrada que solo podíamos abrir con excepciones. De repente parecía prohibido soñar. Como si hubiéramos perdido ese derecho. Nadie hablaba de futuro. Nadie sabía lo que iba a pasar. Nadie excepto una Red Internacional de Instituciones Educativas, que decidió presentarse en sociedad como un lugar que sí sabía. Que miraba hacia adelante. Y que lo hacía desde el liderazgo, la seguridad y la garantía de un grupo tan grande como cercano.

Soportes

Campaña televisión

Compartir